lunes, 1 de diciembre de 2008

Arcángel Miguel y la gratitud


Es representado como el Ángel guerrero, el conquistador de Lucifer, poniendo su pie sobre el enemigo infernal, amenazándole con su espada o traspasandolo con su lanza. Suele representárselo con una balanza, pues es defensor de la justicia. Es conocido como el ángel de la plegaria y de la adoración y finalmente, presentador de las almas de los difuntos y también está al lado del moribundo defendiéndolo y de ellos quiero hablar hoy...

La cifra de personas que viven en la calle es cada vez mayor, hoy en varios diarios he leído noticias en las que reflejan la escasez de albergues y los pocos recursos con los que cuentan, a todos ellos les envío a este Arcángel para que los ayude y proteja y como no hablar de los millones de voluntarios que los atienden sin esperar nada a cambio, pero no es suficiente..

Ahora que ya ha llegado el frío se les tiene que hacer muchísimo más duro y me gustaría que todos reflexionáramos un poco sobre esta situación y no es cuestión de buscar culpables, sino de aportar soluciones, cada uno con su granito de arena.

Por esto también quiero hablar de gratitud, ¿que podemos hacer ahora mismo para cambiar nuestras vidas? Hagamos una lista de las cosas por las cuales estamos agradecidos y os aseguro que cambiará vuestra forma de pensar. Hay que agradecer tantas cosas ¿verdad? Tenemos techo donde vivir, ropa suficiente para no pasar frío, comida, calefacción, coche para desplazarnos ...todo esto material verdad? Bien pues no suficiente con todo esto, tenemos familia, a quien poder acudir para lo bueno o lo malo, gozamos de buena salud, tenemos cariño y amor de amigos y conocidos, no os parece maravillosa vuestra vida, gozamos de privilegios que ha mucha gente le falta y no nos vamos a parar a pensar el porque de su situación.

Con esto solo quería llevar a la reflexión de una realidad y ya que cada uno de gracias o no de lo que tiene, esta situación hace que ya no me centre en lo que no tengo, sino en dar gracias por tener lo suficiente. No nos quejemos más y pensemos en todo lo que la vida nos da.

Un besazo y sed felices.

1 comentario:

OSCAR dijo...

Cuánta razón llevas. Hay que dar gracias, día a día, si me lo permites, minuto a minuto, por el aire que respiras. Por cierto que estoy pensando que esto de los ángeles puede ser un buen tipo para un romancero. Ya veremos...